Madre María Josefa DEL CORAZON DE JESUS

Favores

Maria del Pilar Garcia Hernandez

28 de Septiembre de 2017

PASO DEL BACHILLER

Mi hijo era un buen estudiante, pero tras una adolescencia complicada, le empezó a costar muchísimo aprobar las asignaturas del bachiller. Especialmente aquellas que necesitaban de un razonamiento lógico: matematicas, economía, filosofía.
Debido a su timidez no interactuaba con los profesores, por lo que no contaba con mucha ayuda para resolver dudas.
Tras repetir curso arrastrando asignaturas del curso anterior y madurar. Con muchisimo esfuerzo y tesón se presentó en Septiembre a dos asignaturas que se le resistían.
Nosotros por nuestra parte también nos encomendamos a la Hermana María Josefa rogándole la ayuda que necesitaba.... Pues un nuevo fracaso podría haberle dejado en una situación bastante complicada.
Por fin pudo aprobar el bachiller y por fin matricularse para estudiar aquello que le apasiona.
Ahora es otro, Gracias Hermana y gracias Santísima Virgen

Juana Moreno

22 de Septiembre de 2017

Curación de trombos en corazón

Mi hermana ha pasado ingresada casi todo el verano de 2017 por problemas cardíacos. Ya estaba operada del corazón en el año 2014. Ahora se le habían producido unos trombos en las válvulas y tenía que ser operada de nuevo como mucho riesgo para su salud...
La encomendé desde el principio a la Madre María Josefa y en tres días los trombos desaparecieron, los médicos aún no se explican cómo ha pasado y tengo la absoluta certeza de que fue un milagro, pues médicamente es muy difícil que esto suceda.
Quiero agradecer la intercesión de la madre Maria Josefa y pediré por su beatificación.

Ana Fernández Pardias

14 de Septiembre de 2017

Mi hijo salió de la Uci por su intercesión

Mi hijo mayor entró en la Uci pediátrica con una hepatitis aguda causada por una alergia a un medicamento. Durante varios días esperamos que mejorara lo suficiente para al menos subir a la planta, pero los médicos no parecía que estuvieran muy optimistas. Le pedí a la Madre Maria Josefa que interviniera por él y al día siguiente estábamos en la habitación de la planta de pediatría.
Nunca olvidaremos este gran favor. Gracias